ANTONIO BONET I CASTELLANA

Antoni Bonet i Castellana, conocido como Antonio Bonet, (Barcelona, 1913-1989) fue un arquitecto, urbanista y diseñador español, residente en el Río de la Plata durante la mayor parte de su vida.

Inicios

Inicia su carrera profesional junto a los arquitectos Josep Lluís Sert y Torres Clavé, quienes fundan el MIDVA (Muebles y decoración para la vivienda actual). En esos años fue miembro del GATCPAC. En 1936, apenas finalizados sus estudios de arquitectura, viaja a París donde ingresa al estudio de Le Corbusier.

Río de la Plata

Estalla la Guerra civil española, y decide emigrar hacia el Río de la Plata. Vivió en la ciudad de Buenos Aires en la Argentina y en Punta del Este en el Uruguay.

Fundador del Grupo Austral conjuntamente con Jorge Ferrari Hardoy y Juan Kurchan. Se le atribuye junto a sus socios el mítico sillón BKF, aunque la autoría del mismo esté finalmente asignada al argentino Jorge Ferrari Hardoy. Proyecta la Casa de Estudios para Artistas en Buenos Aires; y el edificio Terraza Palace y las galerías Rivadavia y de las Américas en Mar del Plata. Construye numerosos edificios en La costa de Punta Ballena (son notables el hotel Solana del Mar y la casa Berlingieri en Portezuelo), donde realiza la urbanización. También proyecta obras en Paraguay, residiendo durante décadas en Buenos Aires, viajando a Barcelona y Madrid.

Barcelona

En Barcelona proyectó La Ricarda (1949-1963) y el Canódromo de la Meridiana, por el cual 1963 recibió un premio FAD de arquitectura. Asi mismo proyectó entre 1960-1965, juntamente con Josep Puig Torné, el complejo residencial de Pine Beach, en Gavà Mar, por cuenta de la sociedad FAESA de la familia Guardans Cambó, ejemplo de construcción de tendencia racionalista propugnada por la Bauhaus y aplicada por la GATCPAC, agrupación a la que perteneció.

Teoría

Consideraba a la arquitectura como una materia ordenadora en la vida del hombre y creía que la actividad del arquitecto se extendía desde la concepción de un mueble hasta el planeamiento de una ciudad. Una de sus constantes fue el esfuerzo por integrar las diversas escalas del hábitat humano, investigando nuevos materiales y formas para conseguir espacios arquitectónicos y muebles al servicio de la sociedad